Sedimento

Cuando embotellamos nuestra cerveza después de haber terminado la fermentación, siempre agregamos un poco de azúcar para que la levadura que todavía queda lleve a cabo la carbonatación para que el producto final sea una cerveza con una espuma y burbujas saludables.

La levadura que se consume en este proceso, se inactiva y cae junto con todas las partículas de sólidos al fondo de cada botella.

El sedimento es,  entonces, levadura inactiva y unos cuantos sólidos de lúpulo y demás ingredientes utilizados.

De hecho, este sedimento se puede, con las técnicas correctas, volver a cultivar y hacer que crezca y se multiplique para ser utilizada posteriormente en otra cerveza

¿Por qué hay sedimento?

El sedimento en la parte de abajo del recipiente es el resultado de la carbonatación natural que buscamos al madurar nuestra cerveza dentro de las botellas,  en lugar de rzar la carbonatación con CO2 en barriles como se hace en otros casos.

Embotellar es una forma barata de madurar y dejar que la levadura cree la espuma y las burbujas que caracterizan una buena cerveza. Este proceso es más tardado,  porque una carbonatación forzada con tanques de CO2 puede llevar un par de días, pero hay productores que prefieren hacerlo de la forma antigua incluso en producciones en masa.

Deja un comentario